En esta entrada os voy a presentar un clásico de los juegos de tablero de saltar: el solitario inglés. Supongo que todos los conocéis, es casi seguro que lo habéis visto alguna vez en forma de tablero con agujeros acompañado de una colección de canicas. Es también conocido como solitario de la cruz o como senku (así  lo podéis encontrar en la wikipedia).

Junto al solitario inglés veremos una serie de problemas o retos de menor dificultad que son ideales para introducir a los alumnos en este juego de forma progresiva.

El solitario inglés

El tablero

El tablero más conocido es tablero inglés, pero existen bastantes variantes que aún con las mismas reglas o muy similares cambian ligeramente el juego. Los tableros más conocidos son, además del inglés los siguientes:


(1) Estilo francés (europeo), 37 casillas, Siglo XVII;
(2) J. C. Wiegleb, 1779, Alemania, 45 casillas;
(3) Versión asimétrica en 3-3-2-2 descrita por George Bell, siglo XX;
(4) Estilo inglés (estándar), 33 casillas;
(5) Diamante, 41 casillas;
(6) Triangular, 15 casillas.
La casilla gris es para la ficha que queda al final.

Objetivo del juego

Partiendo de un solo hueco libre, generalmente el central, se deben eliminar todas las piezas excepto una.

Reglas del juego

Cada movimiento consiste en saltar hacia adelante, hacia atrás o hacia ambos lados, pero nunca en diagonal, con una pieza cualquiera sobre otra adyacente para ocupar un hoyo inmediato que esté vacío. La pieza por encima de la cual se salta es eliminada del tablero.
El juego termina cuando sólo queda una pieza en el tablero.
Podemos aumentar la dificultad del juego si se exige que la última bola termine en el ce ocupando el lugar central.

Problemas o posiciones a resolver

Además de la posición en la que ponemos todas las fichas en el tablero menos una, existen otras posiciones de diferente dificultad que las podemos usar para introducir el juego de forma gradual.

La cruz

El signo más

Submarino

Hogar

 Pirámide

 Flecha

   

Diamante

 Pirámide – Flecha

 Tablero total

Os dejo un PDF con todas las posiciones.

Los tableros para imprimir

Como en toda la serie, os comparto unos tableros para que imprimir y/o plastificarPara descargaros el tablero, hacer clic en la imagen:

Os comparto también otros modelos de solitarios por si os apetece probarlos:

 

Podéis jugar al solitario inglés online aquí y podéis ver las soluciones en esta otra web.

En una entrada anterior, anuncié el comienzo de una serie de artículos dedicados a los juegos de estrategia que tienen un claro contenido matemático.

Voy a empezar esta serie de juegos matemáticos  con uno de mis preferidos “El juego del molino o nueve hombres de Harris“.

Es un juego que pertenece a la categoría de juegos de posición en los que las piezas deben colocarse de una determinada forma para ganar el juego.En este juego hay que tratar de hacer hacer tres en raya, (tres fichas seguidas en la misma línea) que se conoce como formar un “molino”. Puede parecer que al ser un juego de tres en raya, sea un juego sencillo pero como veréis en las reglas de juego, su complejidad es elevada. En próximos artículos, mostraré otros juegos de molino más sencillos que podríamos usar antes de introducir éste.

El molino o nueve hombres de Harris

El tablero y las fichas 

Se comienza con un tablero vacío como el del dibujo.

Juegan dos jugadores, cada uno nueve fichas de un color (nueve hombres de Harris) y  que se turnan para colocarlas en las intersecciones vacías.

molino

Reglas de juego:

El juego suele tener dos etapas, la primera de colocación de las piezas, llamada también el goteo; y la segunda, la etapa de mover y capturar piezas. Por lo general los jugadores deciden quien va primero, y luego se alternan en las próximas partidas.

En la etapa de goteo, cada jugador va colocando de forma alternada una pieza en el tablero. Si un jugador hace un molino (una fila de tres piezas), ya sea horizontal, verticalmente o en diagonal, puede eliminar cualquiera de las piezas del otro jugador del tablero de juego, a excepción de una pieza ubicada en un molino del jugador contrario (salvo que no exista otra opción). Es obligatorio “comer” las fichas contrarias. Si no se come, la ficha del jugador que no ha comido se retira del tablero.

Después de colocar cada jugador sus nueve fichas, los dos jugadores van desplazando, por turno, una de sus fichas a un punto adyacente libre (siempre a través de una línea y un único salto) para formar un molino y eliminar las fichas del contrario.

Para que las partidas den más juego, se suele jugar con la variante que permite al jugador que solo le quedan tres fichas, volar sus fichas, es decir,  moverlas a cualquier punto vacío sin tener que seguir las líneas.

Objetivo:

Gana la partida quien consigue bloquear las fichas del rival para que no pueda hacer ningún movimiento o quien ha dejado al contrario con solo dos fichas sobre el tablero.

El tablero para imprimir

Y con el motivo de facilitaros la tarea de llevarlo al aula o, simplemente, de pasar un rato divertido con este juego, he creado un tablero en A4 que solo tenéis que imprimir. Para descargaros el tablero, hacer clic en la imagen:

molino-pagina

Si queréis el tablero en blanco y negro, lo tenéis aquí.

Para finalizar, si os ha gustado el juego y queréis jugar online, lo podéis hacer en esta web.

Fuentes:

Image: ‘Shut the box… http://www.flickr.com/photos/97225010@N07/15127705956

El juego es una actividad en la que se combinan de forma lúdica, el razonamiento, la estrategia y la reflexión. Todo gira alrededor de un desafío acompañado de una competición contra otros o nosotros mismos que nos obliga a diseñar estrategias y habilidades que nos hagan superar el desafío. En el caso concreto de los juegos con componente estratégico, juegos que permiten tener estrategias ganadoras, sean más o menos complicadas, permiten fomentar la capacidad de análisis, de síntesis y de abstracción. Por todo ello, los juegos son excelentes recursos para desarrollar el pensamiento matemático, ese pensamiento que muchas veces está apartado de las matemáticas mucho más procedimentales que vemos en los cursos de primaria y secundaria. Unas matemáticas que aunque necesarias, deberían de ser complementadas con esas otras matemáticas más lúdicas, más cercanas a la belleza que nos permitirían hacer llegar a los alumnos la belleza de la matemáticas.

Muchos días salgo del aula dándole vueltas a lo que he tenido que enseñar transmitir a mis alumnos y me hago cruces, ante lo absurdo del temario. Por mucho que intente darle vueltas, ahí está el currículo como una espada de Damocles que quiere destruir las vocaciones matemáticas o simplemente el amor por esta disciplina. A veces, quiero romper con todo, darle la vuelta y hacer otras matemáticas o, simplemente matemáticas pero los condicionantes externos e internos, no permiten que sea posible o yo no me veo capaz de llevarlo a cabo. Todo lo anterior, me recuerda las palabras de Paul Lockart en su “Lamento de un matemático“:

Todo el mundo sabe que hay algo mal. Los políticos dicen «necesitamos más  nivel».   Las  escuelas,   por   su   parte,   «necesitamos   más   inversiones   y equipamiento». Los pedagogos dicen una cosa y los profesores otra. Todos están equivocados. Los únicos que entienden de verdad qué es lo que está pasando son precisamente aquellos a los que se  culpa con más frecuencia y a los que menos se escucha: los alumnos. Dicen «la clase de matemáticas es estúpida y aburrida». Y tienen razón.

Paul Lockart “El lamento de un matemático”

En otras ocasiones, he hablado de la enseñanza de las matemáticas en las que aparecía Paul Lockart, por lo que vuelvo a recomendar su lectura con la mente abierta y con espíritu crítico.

Siguiendo con el hilo de los juegos, ya en otras ocasiones he escrito sobre sus posibilidades y he mostrado diferentes ejemplos de juegos que considero útiles para llevar al aula:

Esta entrada, sirve de trampolín a una serie de juegos matemáticos de estrategia en los que iré poniendo los que me parecen más interesantes y divertidos. La gran mayoría de ellos, son juegos de tablero para los que he creado un pdf que solo tenemos que imprimir (y si es caso plastificar) para empezar a jugar. En breves días, aparecerán los siguientes juegos:

  • El molino o 9 hombres de Harris
  • Extratour de 6 piezas
  • El solitario ingles
  • El asalto

Y así seguiré hasta que se me agoten los juegos o las fuerzas.

Espero que os gusten.