Que los alumnos tienen problemas con las sumas y restas de enteros es algo que conocemos todos los profesores de matemáticas. Todos usamos diferentes trucos para que ayudarles en los cálculos:

  • Hablamos de dinero: tengo tres, debo 4, …
  • Usamos un ascensor: restar es bajar y sumar es subir.
  • Usamos la recta numérica: sumar es moverse hacia la derecha y restar moverse hacia la izquierda.

Quiero compartir con vosotros una actividad con fichas para darle sentido a las operaciones.

Para la actividad uso la siguiente presentación en la que queda muy claro el procedimiento a seguir:

Repartimos fichas de dos colores: un color representa el valor positivo y el otro negativo.

Está claro que si tenemos una ficha de cada color, se anulan y podemos retirarlas:

Vamos presentando diferentes operaciones que ellos van calculando con las fichas: 5-4, 4-5, -5+4, -5-4, …

Ese tipo de operaciones son sencillas. El problema es explicar qué es -(-6). En esta imagen podéis ver el truco que usamos:

También os comparto una presentación por si lo queréis hacer con paréntesis:

Tras ver varias operaciones entre todos, cada pareja hace una base de datos de operaciones con las fichas.

Lo anterior, ayuda a visualizar pero estas operaciones hay que automatizarlas y para eso lo mejor es la repetición. Hacer muuuuchas operaciones.  

Os comparto las otras cosas que hago, aparte del cuaderno que es fundamental, para que no les sea tan árido:

  • Con barajas de cartas de póquer por parejas: cada uno saca una carta y calculan el resultado.
  • En el aula de informática, hacemos tests en Thatquiz como éste.
  • Con este libro de Geogebra realizamos actividades autocorregibles.
  • Y, por supuesto, jugamos al “Bingo de números enteros” que les encanta. Con el bingo es sorprendente la cantidad de operaciones que hacemos en clase sin darse cuenta.